Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
¿Perdiste las llaves? ¿No tienes dinero para contratar un cerrajero? Ya eso no constituye un problema. Lo más importantes que tienes que saber, es que puedes utilizar objetos muy sencillos para forzar la cerradura de una puerta. Te sorprenderá saber todos los objetos que sirven para este proceso.
A continuación te enseñaremos que instrumento puedes utilizar y como emplearlos para que tú mismo puedas abrir una puerta sin llaves, y sobre todo, en algún caso de emergencia. Te asombrarás de lo sencillo que es.
Como abrir puertas sin llaves y en casos de emergencias
Es muy fácil, solo tienes que seguir las siguientes acciones de bricolaje que te explicaremos detalladamente.
1. Tarjeta de crédito
Este es un truco antiguo y bastante efectivo. No se trata de una técnica universal para abrir puertas, pero si te quedaste fuera de tu casa u oficina, éste método es práctico para ti. Solo tienes que seleccionar la tarjeta que quieras utilizar e insertarla en la ranura que está ubicada entre la puerta y el pestillo o barra de metal. Debes tocar el pestillo y empujarla presionando hacia adentro. El objetivo es sacar la barra de metal de la cavidad donde reposa.
Si te dispones a practicar este método, te aconsejamos que utilices otro tipo de tarjeta que se asemeje a la de crédito, esto debido, a que existe la posibilidad que se doble a tal punto, que no podrás usarla más.
2. Clip
Desarma el clip, de manera que pierda su forma y solo quede el alambre recto. Insértalo en la cerradura (donde introduces la llave) y presiónalo hacia abajo. Debes mover el clip de atrás hacia adelante hasta que sientas que el seguro de la cerradura se mueva. una vez que escuches que el seguro ha cedido, rápidamente dobla el clip manteniéndolo dentro de la cerradura, esto te permitirá ejercer un poco de presión sobre la cerradura y luego, jálalo hacia la derecha hasta que la puerta o cerradura abra.
3. Destornillador plano
¿Quién no tiene un destornillador en casa? Este método es igual de eficaz que utilizar un cuchillo. Lo que tienes que hacer es introducir el destornillador de punta plana en la abertura que se encuentra entre la puerta y la placa del marco. Debes hacer presión hacia atrás, de modo que el pestillo se mueva y salga del agujero del marco.
4. Ganzúas caseras
Todo lo que necesitas para llevar a cabo este método, está al alcance de tus manos. Solo necesitaras dos clips grandes y una pinza. Debes desdoblar por todos sus lados el primer clip, de modo que quede recto e insertarlo en la cerradura. El segundo clip debes desdoblarlo, al igual que el primero, pero éste de tener en el extremo una curva de 90°. La idea, es que el primer clip actué como ganzúa y el segundo como llave de presión.
Inserta la llave de presión (segundo clip) en la parte inferior del ojo de la cerradura, gíralo en el sentido en que abre la cerradura y mantén presionado. Introduce en la parte superior la ganzúa (primer clip) y muévelo hacia arriba. El objetivo con este último clip, es ubicar los pasadores de la cerradura. Debes mantener un movimiento hasta que abra la cerradura. Todo es cuestión de práctica. No están difícil como parece. Si el utilizar clip no te ha convenció sobre la facilidad de este método, te contamos que existen ganzúas profesionales que las puedes obtener en cualquier ferretería de tu ciudad.
Todos los métodos que te expusimos, son realmente efectivos. En ocasiones son utilizados por los propios cerrajeros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies